Narrow Default Wide
Blue Colour Green Colour Orange Colour Red Colour

Cine y Televisión

Review Juego de Tronos: Capítulo 5

NOTA: No leer si no has visto el episodio o no hayas leído el libro, hay SPOILERS

Como bien comente en la anterior review la HBO invitó a una serie de críticos a ver los seis primeros episodios, la opinión de la mayoría fue que el quinto era el mejor. Pues bien, ya hemos llegado al ecuador de la serie y el nivel hasta ahora ha sido brutal. ¿Habrán acertado los críticos?

Review Juego de Tronos: Capítulo 4

Quiero empezar está review diciendo que varios críticos con tan solo 3 episodios emitidos ya han pedido el Emmy para Peter Dinklage (Tyrion Lannister), aunque posiblemente esos críticos estuvieran entre los elegidos de la HBO para ver los seis primeros episodios hace unas semanas. De todos modos, siguiendo con nuestro gnomo favorito el episodio de esta semana se tituló “Cripples, bastards and broken things” como ese mítica frase de Tyrion y para ser sinceros el episodio no es sólo para “Tullidos, bastardos y cosas rotas” es para todo el mundo porque, humildemente, me ha parecido el mejor capitulo de lo que llevamos de serie.

Piratas: Cartelote, cartelito... pufazo.

Hola a todos, amigos de la Espada y la Brujería. Hoy el término “vergüenza ajena” ha caído con todo su peso sobre mí. En estos momentos, al leer esta noticia y ver las imágenes que la acompañan, todo un gremio bajará la cabeza... diseñadores gráficos, fotógrafos y publicistas lloran en un rincón preguntándose el porqué, sobre todo los que están en el paro. Algo no va bien. Algo nunca ha ido bien en Telecinco:

Ya os hablé en otra noticia del pufazo que se nos viene encima con “Piratas”, esa serie con la que se nos lleva amenazando unos cuantos meses. Como podéis ver, su cartelería promocional está a la altura de las expectativas, es decir, por los suelos. ¿Qué puedo decir de este cartel? Son tantas cosas... ese uso del tampón de clonar (mención especial a la clonación de la esquina inferior derecha del tesoro. Joyas puestas ahí, flotando en un limbo al margen de las leyes de la física, de la lógica y de la vergüenza), esas auras alrededor de los personajes principales, esos brillos puestos a capón, ese barco que no sabemos si surca nubes o está puesto sobre el horizonte mismo, esos niveles alterados hasta quemar los blancos de la imagen. Vamos, que a mí esto me lo suspenden en mi primer curso de Diseño Gráfico sin miramientos, señores.

Con vuestro permiso me voy a regodear ahora a costa de este elenco digno de serie de canal regional en horas bajas. Tenemos primero al conde Piolín, sobresaturado de forma inhumana hasta presentar unos colores algo insalubres. Entre eso y su empeño de poner semejante careto para que admiremos sus fosas nasales en todo su esplendor, mal empezamos. Luego tenemos al señor para el que mirar a cámara es de cobardes y opta por una digna postura de mirada perdida al firmamento que más bien da la sensación de que le han pillado pensando en sus cosas. Las dos damas de alta alcurnia no pueden tener expresiones más planas. Pasamos a la derecha (los principales me los dejo para el final) y vemos a un actor al que se olvidó el traje el día de las fotos de estudio y le prestaron lo que tenían por ahí de restos para que se apañara. El Capitán Bocanegra intenta formular lo que suponemos que es una mirada de desprecio que queda como la máxima expresión de la desidia cuando se combina con su forma de coger la espada. Y el niño está ahí porque tiene que haber de todo en esta serie.

Por último pasamos al plato fuerte de este cartel, los tres protagonistas. Sí, tres, la pirata, el pirata y EL TESORO. No me puedo creer, sabiendo cómo son las sesiones de fotos, que de todas las fotos que se hicieran, de todas las horas que se tiraran ahí, esas dos poses fueran las mejores. Con esto se me confirma una cosa, Pilar Rubio solo sabe poner bien la cara de guarra, con todo mi cariño porque a mí esta mujer no me cae mal. Del piratón principal, aparte de que en otros carteles (que podéis ver en aquí) se ve que tiene una patilla escandalosamente más alta que la otra, lo único que tengo que decir es que parece que le han pillado hablando al pobre. Y llegamos a mi parte favorita, el tesoro. Efectos mal puestos, el cofre situado de tal manera que no sabemos si está delante, si el pirata sale de dentro o qué, clonaciones vergonzosas para crear volumen, saturación a tope y que no decaiga... contando, por supuesto, con que el tesoro sin efectos añadidos ya parece cutre de por sí.

Así que amigos, parece que todos los que desconfiamos tenemos una razón más para ello. Para que luego digan que no damos oportunidades al producto audiovisual español...

Review Juego de Tronos: Capítulo 3

 

Después del primer episodio había dos personajes que no me habían terminado de convencer, Catelyn y Jon. La semana pasada en “The kingsroad” la primera dio un recital bordando el personaje mientras el segundo mejoraba, pero aún lejos de lo que se espera de él.  ¿Se habrá desquitado  Kit Harrington en un episodio cuyo título evoca a su personaje? Seguid leyendo.
No os voy a hacer esperar mucho. Como diría Dexter “Tonight is the night”, ha sido hoy donde por fin Jon se ha parecido algo al Jon que todos recordamos de los libros, pese a no haber aparecido mucho en el episodio, algo irónico si el título del mismo es “Lord Snow”. Se ha visto bien  reflejado la evolución del Jon señorito de castillo odiado por todos al Jon amigo y maestro de sus hermanos desde que es atacado por sus compañeros y rescatado por Tyrion. En lo negativo decir que se echa de menos a Fantasma, el huargo no ha aparecido en todo el episodio.  Tyrion sigue siendo Tyrion en estado puro,  consiguiendo amigos y enemigos por donde pisa, desde las buenas palabras de Jon y Yoren al desprecio de Benjen. Decir que me han gustado las caracterizaciones de los personajes de la guardia de la noche y las espectaculares escenas del muro desde el mismo muro.
La gran comitiva real ha llegado a Desembarco del rey todavía revuelta  por los acontecimientos desarrollados en “The kingsroad”. Eddard Stark  ya empieza tener que lidiar con la política, algo en lo que se le ve claramente descolocado y en tratar con sus nuevos enemigos; impresionante la conversación del principio del episodio entre Jaime y Ned, no tiene desperdicio, en ella hablan sobre el asesinato del rey loco delante del trono de hierro.
La noticia del despertar de Bran llega a la capital para alegría norteña y preocupación de los Lannister, que no se fían de la amnesia del niño. Se ve la relación que tienen la mayoría de personajes entre sí, destacar las escenas entre Cersei y Joffrey junto con que la protagoniza Robert con Jaime Lannister, por primera vez vemos al rey en todo su esplendor de  borracho.
Catelyn también hace su acto de presencia en la capital reuniéndose con su marido gracias a Meñique, el cual me ha encantado en este primer episodio en Desembarco del rey. Catelyn ha avisado sobre el intento de asesinato de Bran y Meñique ha puesto la guinda dando el nombre del dueño del puñal… Tyrion Lannister.
Las niñas siguen dividías tras la muerte de Mycah y Dama, para desesperación de un Ned Stark incapaz de gobernar en su propia casa, el cual confiesa a Arya que no están en territorio amigo y que por eso debe estar junto a su hermana. Arya recibirá un regalo en forma de un maestro de armas, Siryo Forel, que en poco menos de cinco minutos te encandila.
Al otro lado del mar Dany descubre que está embaraza, mientras tanto la locura de su hermano va un paso más allá al intentar atacarla. Se como nuestra Targaryen favorita empieza a dejar de ser una niña para convertirse en una Khalesii. De Invernalia poco que destacar, únicamente esa terrorífica historia de la vieja tata sobre inviernos fríos y el origen de los caminantes blancos.
En general otro episodio bastante bueno que refleja algunos cambios  respecto al libro, pero que adapta el contenido del mismo con gran precisión. Similar en calidad a los anteriores que sin embargo a mi me ha parecido algo lento.
NOTA: no leer si no se ha leído el libro o visto el episodio. Hay SPOILERS.

Después del primer episodio había dos personajes que no me habían terminado de convencer, Catelyn y Jon. La semana pasada en “The kingsroad” la primera dio un recital bordando el personaje mientras el segundo mejoraba, pero aún lejos de lo que se espera de él.  ¿Se habrá desquitado  Kit Harrington en un episodio cuyo título evoca a su personaje?

El Juego Continua

 

Finalmente, el juego comenzó también en Barcelona.  Debido a los problemas técnicos del primer pase (¡nunca te fíes de la tecnología!), en el que acabamos viendo el primer capítulo sin audio, la gente de Canal+ se puso las pilas y, en menos de una semana, programó una segunda convocatoria, no solo con el primer capítulo, sino también con el segundo.  Y no solo eso. Para disfrute de los fans, esta vez el Trono de Hierro también estuvo presente a la entrada del cine, por lo que todos los presentes se pudieron inmortalizar bien acomodados en el trono del rey Robert.  Al menos todos los que llegaron puntuales, y no como yo, que llegué a mi butaca justo en el momento que se apagaban las luces, por cortesía de un bello atasco a la entrada de la ciudad...

En esta segunda ronda, no hubo documental preliminar, por lo que en apenas un minuto, todos los presentes nos encontramos cara a cara con el Muro, y un aplauso se escampó por toda la sala.  ¿Cuándo fue la última vez que escuchasteis aplaudir en un cine?  Estaba claro que la gente estaba disfrutando.  No entraré en comentar los capítulos, ya que fácilmente podéis encontrar foros y páginas donde se discuta sobre ellos (incluso  en esta misma web).  Hay tiempo de debatir sobre si es todo como nos lo imaginamos, sobre lo acertado o no de los actores, sobre las partes del libro que, inevitablemente, serán omitidos en la serie...  No creo que ninguno de los presentes ayer en el cine estuviera haciendo un análisis exhaustivo de la serie.  Viendo los capítulos en pantalla grande, en una cómoda butaca y acompañado por un buen número de fans, era momento de disfrutar.  Y se disfrutó.  Se aplaudió al inicio de cada capítulo, y también al final.  Hubo risas y también alguna pequeña ovación (está claro que los huargos levantan pasiones, igual que Joffrey... aunque en sentido opuesto).  Después de dos horas de proyección, si nos hubieran ofrecido un tercer capítulo, creo que nadie se habría movido de su sitio.  Pero no había un tercer capítulo, por lo que, lentamente, entre camisetas de las diferentes casas (ganando por goleada los Stark y los Targaryen, el día que vea un Greyjoy le hago una foto...), abandonamos la sala y dimos la sesión por finalizada.

A fecha de hoy, hemos visto únicamente dos capítulos de la primera temporada de Juego de Tronos.  Y la serie podría llegar a tener, según los cálculos actuales, unas siete temporadas, una por cada una de las novelas previstas (y tres de ellas ni siquiera están publicadas!).  Valorar la serie, justo ahora, no es arriesgado, es saltar desde un trampolín a una piscina vacía.  Sin embargo, sí que podemos decir que, a pesar de que las expectativas eran altas, estos dos capítulos las han cumplido sin problemas.  Y eso no es fácil.  Así que, desde lo alto del trampolín, os diré que estamos ante algo grande.  Ya veremos que me encuentro a la caída.